Beneficios de la vitamina C

El otoño está a la vuelta de la esquina y seguro que no tardarán mucho en empezar a bajar las temperaturas y con ello llegarán los primeros resfriados de la temporada otoño-invierno.

La vitamina C se asocia tradicionalmente a la prevención de estos resfriados, pero además posee otro muchos beneficios que te contamos a continuación.

Gracias a su acción antioxidante la vitamina C nos puede ayudar a neutralizar los radicales libres y a prevenir enfermedades cardíacas, respiratorias, así como el desarrollo de tumores, además de ser uno de los aliados más importantes para luchar contra el envejecimiento prematuro.

La vitamina C es beneficiosa para la piel, favorece la cicatrización estimulando a los fibroblastos para que se dividan y acudan al área dañada, además de aumentar su capacidad de reparar mutaciones en el material genético.

Si usted es hipertenso, el consumo de vitamina C también puede beneficiarle. Científicos del Instituto Linus Pauling, de la Universidad Estatal de Oregón, han demostrado que un suplemento diario de 500 miligramos de vitamina C reduce la presión arterial en pacientes hipertensos. Concretamente, en los ensayos se redujo la presión diastólica y sistólica -mínima y máxima- en un 9%.

A esto se le suma que ingerir un suplemento diario de vitamina C resulta tan beneficioso para el sistema cardiovascular como practicar deporte asiduamente, de acuerdo con un nuevo estudio de la Universidad de Colorado (EE UU).

Alimentos ricos en vitamina C:

  • Un pimiento rojo aporta en torno a 190 miligramos de vitamina C.
  • Una pieza de mango aporta 122,3 miligramos de vitamina C.
  • Media taza de pimientos chile aporta 107,8 miligramos de vitamina C.
  • Un tazón de fresas contiene 84,7 miligramos de vitamina C.
  • Una naranja aporta 69 miligramos de vitamina C.

Deja un comentario