MEDIAS DE COMPRESIÓN

La insuficiencia venosa crónica es una patología cuya incidencia entre la población se está incrementando en los últimos años. Las medias de compresión tienen un efecto preventivo y terapéutico que ayuda en gran medida a que la circulación sanguínea en nuestras piernas mejore.

La insuficiencia venosa crónica (IVC) es un problema de salud que se debe a un mal funcionamiento del sistema circulatorio. Afecta a entre el 20% y el 30% de la población adulta española, siendo cinco veces más frecuente en mujeres que en hombres. Se trata, además, de una patología cuya incidencia entre la población se está incrementando en los últimos años.

Las paredes de las venas de las piernas contienen unas válvulas diminutas que impulsan la sangre hasta el corazón. Pero, si las venas pierden elasticidad y se deforman, estas válvulas no cierran bien y la sangre, atraída por la fuerza de la gravedad, se acumula en las venas, provocando que aumenten de tamaño y se formen las varices.

Esto se traduce en síntomas como pesadez e hinchazón de las piernas (edemas); hinchazón en las piernas que empeora cuando se está de pie o con el calor; dolor y picor; cansancio, hormigueo; debilidad; calambres nocturnos; y varices.

Según señalan desde la Asociación para el Autocuidado de la Salud (ANEFP), dada la incidencia de esta patología hay muchas personas que todavía no las usan y podrían obtener los beneficios que aportan sobre la salud vascular.

Desde la asociación nos señalan las situaciones en las que el uso de la terapia con medias de compresión es recomendable, como ante la aparición de varices y arañas vasculares, tras intervenciones quirúrgicas venosas y en escleroterapia, ante edemas y alteraciones varicosas durante el embarazo o por actividad profesional. Las medidas de compresión también pueden emplearse como medida de prevención de trombosis y úlceras.

Además, pueden beneficiarse de ellas las personas que por su actividad profesional pasan mucho tiempo de pie o sentadas, poseen antecedentes familiares de IVC o tienen predisposición, quienes retienen líquidos, realizan habitualmente viajes en avión o tienen un estilo de vida sedentario, sobrepeso u obesidad o pesadez de piernas.

Las medias de compresión tienen un doble efecto preventivo y terapéutico de los problemas venosos. Su mecanismo de acción consiste en la aplicación de presión externa sobre determinados puntos de las piernas y de manera decreciente hasta el muslo, de manera que favorece que la sangre ascienda hasta el corazón. También comprimen las venas, evitando que éstas continúen dilatándose y almacenando sangre en su interior.

Medias de compresión gradual que moldean gracias a su fabricación a base de hilo elástico muy suave y confortable.

La presión gradual de las medias de Scholl favorecen la circulación del tren inferior, reduciendo el cansancio y el dolor que aparecen tras un largo día de trabajo o actividad.

Su tecnología pantentada Scholl FIBRE FIRM aplican una compresión gradual desde el tobillo hasta el muslo para favorecer la microcirculación.

Su color negro de 20 DEN las hace ideales para combinar con cualquier look.

Material calentito, transpirable y altamente resistente que las mantiene como el primer día incluso después de 100 lavados.

Puedes comprar Dr Scholl en nuestra parafarmacia Farmadina.

Social tagging:

Deja un comentario